es-ESen-USca-ES



LIBRO OBJETO




Las piezas expuestas tienen un referente común: el signo, la inscripción, la palabra.
Las técnicas son variadas, la cual cosa evita caer  en la monotonía. Encontramos  pinturas, collages, grabados, dibujos sobre materiales diversos. A menudo Carme Riera incide en las mujeres lectoras  o en las mujeres escritoras. El homenaje a Caterina Albert, en el centenario de Solitud es una buena muestra, como  también el recuerdo de las mujeres  escritoras víctimas de la violencia a lo largo de la historia, a las cuales ofrecen un “Libro del silencio”
.


Arte y poesía unidas por circunstancias esenciales desde la antigüedad, toman en los tiempos de la modernidad nuevas formas y posibilidades de interacción que resultan imprescindibles para comprender el pensamiento y lenguaje artístico contemporáneo, tanto formal como ideológico. La vinculación de la obra de Carme Riera con la poesía, arranca desde muy temprano. Participa en septiembre de1979 en la exposición ( muy significativa dentro del contexto artístico de aquellos años) FESTA DE LA LLETRA en Barcelona y desde entonces hasta la actualidad no  ha dejado de usurpar, invadir, homenajear, ocupar parte del territorio propio de la palabra poética para llevarlo al de la plástica. A veces con finura y elegancia, otras con ironía, muchas veces con respeto y otras con complicidades, pero siempre con la gracia y la gran capacidad creativa que nos tiene acostumbrados. Todavía en la actualidad y con silencio productivo continúa ampliando el repertorio tanto de materiales como de objetos al servicio del
arte.


 

Carmen Riera, con la sensibilidad proustiana, ha sabido captar la magia de los objetos. En sus estructuras la sugerencia plástica de cada objeto en sí mismo y la asociación, la continuidad, la oposición entre ellos es doblemente significativa: son bellamente autosuficientes y esencialmente alusivos al universal proustianao.

 
 
   

Son  libros, abiertos y con unas caligrafías fantásticas que pueden ser de una lengua universal y que, pues no hace falta  encasillarlas en alguna  en particular, es un tributo exquisito a la comunicación libresca
.

Carme Riera es una fecunda luchadora armada con el procedimiento del collage. Cualquier cosa que esté a su alcance, gracias a la transmutación que su sensibilidad impregna a los objetos, se convierte en obra de arte. El collage es esa divina posibilidad que sobreviene al creador, porque un huevo, un peine y una hoja de afeitar pueden ser lo más heterogéneo, pero el collage está agazapado ahí para que salga de esa mezcla una realidad de ensueño: gracias por supuesto al ojo avizor de, Carme Riera. Es a eso a lo que ha procedido en esta ocasión. 
Ahí   tenemos la mezcla de componentes collage son esas extraordinarias obras,
De todas las dimensiones, con que la artista plástica nos ha obsequiado: lienzo, estaño, aluminio, papel, fotografía, pergamino, impresos, madera, todo en un excelso montaje de innegable atracción. Crear es transmutar
.


 
 

Contemplando su obra los momentos no discurren, sino que quedan condensados en un pliegue, en las estrías, en una arista de estaño bañada por el óleo, la cáustica o la cera. Trípticos, dípticos y tablas son buen ejemplo de ello.
Para los que optamos por fondear en las pulsiones primarias, sus "Dioses de la tierra" resultan atávicos. 
Los libros-objeto de Carme Riera son en buena medida fragmentos de vida elevados a una nueva categoría artística que se sitúa entre lo místico y lo irónico. También en ellos su lógica de materiales es un caudal de imágenes…
Estas singulares piezas, al  mismo tiempo turbadoras y evocadoras; 
En la disposición e interrelación de grafías históricas objetos nada virtuales,…
…Tiene también esa faceta de defensora de la importancia intrínseca del concepto a través de lo objetual. 
Carme es creadora de intersecciones artísticas que nos ofrecen, por ejemplo, una inaudita poética del estaño



Plásticamente, una de las principales aportaciones de Carme Riera es el trabajo del estaño  y el uso de los ácidos para aportar el elemento cromático. Riera sigue la genealogía del arte pobre, transmutando materiales, combinando dialécticamente lo que remite a la naturaleza con  el elemento cultural.  Sabe dialogar, además, con  el azar y el accidente, en la estela de Kandinsky y sobretodo, de Miró. 
También multiplica recursos con  sensualidad y  sentido lírico. Las huellas del tiempo, el rastro persistente de la naturaleza, la belleza de lo rugoso tosco y lo delicado, Carme Riera sabe componer  todas estas evocaciones de manera
sutil.


ESCULTURAS AL AIRE LIBRE
Encargo realizado por la firma WÜRTH
Obras inspiradas en materiales y objetos de la empresa.